jueves, 26 de noviembre de 2015

Saludo de la Presidenta del Bloque de Mujeres Parlamentarias, Honorable Diputada Aída Blanco, por el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer

El 25 de noviembre fue elegido como Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres en 1981, durante el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano celebrado en Bogotá, Colombia, en homenaje a las Hermanas Mirabal asesinadas durante la dictadura trujillista en 1961 en la República Dominicana.

En 1999, 18 años después, fue rebautizado por la Organización de las Naciones Unidas como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; la violencia contra las mujeres se da desde la burla, un grito en la casa, el hostigamiento, y que puede llegar a la persecución; que aparece con un enorme deseo de poder, de dominar y controlar a una o varias mujeres, y puede terminar en tortura, violación sexual y hasta la muerte o feminicidio, que es la violencia contra ellas sólo por ser mujeres.

La discriminación y la desigualdad de las mujeres se dan en los diferentes contextos de nuestras sociedades. Y esa discriminación es más profunda cuando se trata de mujeres indígenas o afrodescendientes, y peor aún si son de escasos recursos.

En las últimas décadas se han creado leyes, decretos, buenas políticas públicas que ayudan, pero no se ha resuelto el problema. Por eso nos corresponde seguir diciendo y denunciando que realmente existe la discriminación, que tiene consecuencias, que conspira contra la igualdad, contra la democracia, contra el progreso y que genera, entre otras muchas cosas, la violencia.

No es exagerada la denuncia ni las estadísticas de mujeres que sufren de violencia y de los casos de feminicidio. Y todos los esfuerzos de las instituciones para la prevención de la violencia de género son importantes.

Pero también en las familias debe haber esfuerzos. Todas y todos somos responsables para la educación de las niñas, niños y jóvenes. La historia nos obliga a estar atentas, a no permitir la violencia en contra de las mujeres en las escuelas, en las universidades, en los centros de trabajo, en las familias, durante el noviazgo. Todo eso aumentará durante la vida de las parejas.

Hoy 25 de noviembre, elegido como Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres en 1981, es apenas un recordatorio de los retos para cambiar actitudes para terminar contra la discriminación, las desigualdades y la violencia en contra de las mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada