jueves, 16 de febrero de 2012

Incendio en cárcel de Honduras, una alerta para El Salvador

Bomba de tiempo
El diputado salvadoreño Remberto González, directivo del Parlamento Centroamericano, dijo que lo sucedido en la prisión hondureña es un reflejo de lo que puede suceder en Centroamérica. “La situación es crítica, hay celdas para cuatro personas y meten treinta o cuarenta. Las prisiones en Centroamérica son una bomba de tiempo”.
González llamó a las autoridades penitenciarias del istmo porque considera que “hay que ponerle mucho cuidado y atención a eso. ¿Cómo es posible que se tenga a la gente expuesta de esa manera?, aquí no se trata si son culpables o no, se trata de derechos que ellos tienen como humanos, es inaudito. Las cárceles deben servir para reformar a la gente hacia el bien y no al revés”, dijo.
Hay que dar un giro al sistema penitenciario regional.
“Los gobiernos tienen que reflexionar, haciendo políticas que permitan solucionar esos problemas. Para evitar el hacinamiento, porque los reos van a seguir llegando, hay que buscar la manera en que los que ya están allí salgan pronto, los que pueden salir, y las granjas agrícolas, por ejemplo, son una buena alternativa”, dice el diputado del Parlacen por ARENA.
Pero quizás González desconoce que la prisión en Comayagua los reos calcinados estaban bajo el concepto de granjas, donde iban a aprender oficios que les iba a permitir reinsertarse  en corto plazo a la sociedad hondureña.
El presidente Porfirio Lobo decretó tres días de duelo nacional y ordenó que las distintas dependencias gubernamentales presten la colaboración a las fuerzas policiales y los fiscales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada